Puertas insonorizantes

 
 

El ruido y las conversaciones a toda voz en el lugar de trabajo pueden perjudicar de forma considerable el ambiente laboral e incidir negativamente en la salud, la seguridad en el trabajo, la eficiencia y la concentración. En estos casos, las puertas insonorizantes son una ayuda eficaz y funcionan en ambas direcciones. Es decir, en habitaciones con elevados niveles de ruido, las puertas aseguran que el ruido no se propague hacia fuera. Y en edificios residenciales o edificios de oficinas, las áreas interiores quedan protegidas de los ruidos provenientes del exterior.
Las puertas insonorizantes de Teckentrup están disponibles con una y dos hojas. Los elementos de la puerta se componen de una hoja de puerta móvil y un cerco fijo. El cerco reviste, por un lado, la abertura de la pared, pero también sirve para alojar las bisagras y el cerradero corto donde encaja el pestillo. Los cercos se pueden fabricar en diferentes materiales. Debido a su elevada estabilidad y robustez, los cercos de acero se utilizan sobre todo en zonas muy transitadas.

Puertas acústicas en interiores

Ya sea en la oficina, en edificios públicos o en casa, el aislamiento acústico es de gran importancia para la salud y el bienestar de las personas. Los ruidos, especialmente los fuertes, en el lugar de trabajo influyen en el ánimo, y además limitan claramente la capacidad de concentración y retención. El ser humano depende de la tranquilidad para obtener un rendimiento de trabajo óptimo, bienestar y un sueño saludable. Una puerta convencional solo puede bloquear parcialmente el ruido que entra del pasillo o de otras habitaciones. Por eso se utilizan las puertas insonorizantes. La puerta insonorizante de Teckentrup está disponible como puerta exterior e interior. Una puerta insonorizante cumple dos funciones: por un lado, la insonorización desde dentro hacia fuera, p. ej., en habitaciones con mucho ruido; por otro, puede evitar el ruido exterior, por ejemplo, en edificios de viviendas o de oficinas.

La hoja aislada herméticamente de una puerta insonorizante está diseñada para lograr un aislamiento acústico óptimo mediante juntas especiales. Dependiendo del equipamiento, las puertas insonorizantes de Teckentrup testadas según la DIN EN 20140/717-1 alcanzan valores extraordinarios de insonorización de hasta 57 dB.

Ámbitos de aplicación de nuestras puertas insonorizantes:

  • Todas las áreas industriales
  • Locales comerciales
  • Salas para eventos
  • Cines
  • Salas de conferencias
  • Edificios públicos
  • Construcción residencial
Puerta insonorizantes
Sound insulation door for extensive sound volume

Las puertas insonorizantes de Teckentrup como puertas exteriores se encargan de que no se salga ruido desde el interior de una empresa.


Puerta insonorizantes

La puerta insonorizante de Teckentrup dispone de una construcción especial para la hoja de la puerta, un material aislante muy denso y juntas especiales, cuya combinación da lugar a valores de aislamiento óptimos.

Las puertas acústicas ofrecen protección ante un nivel de ruido elevado

Precisamente en el día a día empresarial, las áreas de trabajo con mucho ruido deben estar separadas de las oficinas y salas con un nivel acústico más bajo. Aquí se pueden emplear las puertas insonorizantes de Teckentrup. Contra un elevado nivel de ruido, las puertas insonorizantes de Teckentrup en acero ofrecen una insonorización óptima. Procuran una acústica agradable, reducen la carga por ruido, aumentan la eficiencia laboral y protegen la salud. La combinación precisa de hoja, cerco, herrajes y junta inferior da lugar a una protección auditiva eficiente. Gracias a la construcción especial de la hoja de la puerta, el material aislante muy estanco y las juntas especiales, las puertas alcanzan muy buenos valores de aislamiento acústico de hasta 57 dB.

Precisamente en edificios con grandes niveles de ruido, p. ej., en salas de pruebas para motores o turbinas, se deben alcanzar altos niveles de aislamiento acústico. Las ondas sonoras pueden pasar a través de pequeñas aberturas. Por lo tanto, también es necesario un sellado óptimo de la puerta acústica. Mediante juntas especiales, se garantiza que la separación entre la hoja de la puerta y el cerco sea realmente estanca cuando la puerta está cerrada. La estanquidad de la puerta insonorizante con respecto al suelo se da gracias a las juntas inferiores especiales que proporcionan aislamiento acústico en esta zona. Para ello, se emplea sobre todo una junta de pavimento adaptable que desciende automáticamente durante el cierre. También se puede utilizar una junta deslizante o de tope.