Puertas cortafuego

En caso de incendio, la prioridad es proteger a las personas del calor y las llamas e impedir la propagación del fuego. Gracias a nuestra experiencia de décadas en este campo, puede estar tranquilo. Además de exhaustivas homologaciones según la normativa DIN 4102 o exámenes según EN 1634-1, nuestras puertas cortafuego también disponen de certificaciones según EN 16034para el mercado europeo. Así, nuestras puertas garantizan los tiempos de resistencia a las llamas estipulados en la legislación y también satisfacen las más elevadas exigencias en estética y seguridad. En los complejos arquitectónicos, especialmente en el sector industrial, nunca se puede descartar por completo la posibilidad de que se produzca un incendio. Por lo tanto, se debe apostar por una protección contra incendios eficiente con puertas ignífugas y resistentes al fuego, evitando así la formación de fuego y su propagación. Es decir, necesita una puerta cortafuego para su complejo de edificios de acuerdo con las normas de seguridad convencionales y sus requisitos personales. Convénzase de nuestra gama de puertas y encuentre el modelo cortafuego perfecto para su edificio en cuanto a funcionalidad, tamaño y diseño. Prevención y contención: Estas dos palabras clave son la mejor protección contra los incendios. Como socio competente, le ayudamos a proteger su edificio y le asesoramos a la hora de seleccionar las puertas, ya que nuestros modelos cortafuego cubren diferentes requisitos dependiendo del peligro de incendio y de la carga de fuego.

Ventajas de nuestras puertas cortafuego:

  • Protección mejorada contra incendios

  • Certificado según EN 1634-1 y con marcado CE

  • T30, T60, T90, EI2 30-C5-Sa + EI2 90-C5-Sa

  • Hoja de puerta enrasada sin impresión de bisagras

  • Montaje más rápido y cierre más silencioso

  • De altura regulable

Consultar

¿Qué significa en realidad T30, T60 y T90?

Todas las puertas cortafuego se someten a una prueba de resistencia al fuego conforme a la norma EN 1634-1 y deben probarse a una temperatura de horno de aprox. 1000 °C durante 30, 60 y 90 minutos. Durante este tiempo, no se debe superar una determinada temperatura en el lado no expuesto al fuego y no deben pasar llamas por la hoja ni por el cerco de las puertas de protección contra incendios. Según el tiempo alcanzado, las puertas se clasifican como puerta T30 (ignífuga), puerta T60 (altamente ignífuga) o puerta T90 (resistente al fuego).

En caso de emergencia, la implementación de una puerta cortafuego puede marcar la diferencia. Combina muchas funciones importantes, como el cierre automático, la contención de las llamas y la resistencia a las altas temperaturas durante el tiempo mínimo mencionado. Lo ideal es que, al mismo tiempo, se evite la propagación de gases de humo altamente tóxicos. Los continuos controles de calidad en el marco de la norma DIN ISO 9001 garantizan la máxima calidad de fabricación, fiabilidad y una larga vida útil.
Las puertas cortafuego deben ser de cierre automático para que puedan contener el fuego de forma fiable. El cierre automático de las puertas cortafuego se realiza mediante bisagras con resorte (pretensadas) o de forma más cómoda a través del cierrapuertas. Si las puertas cortafuego deben encontrarse normalmente abiertas, al cierrapuertas se le puede acoplar un sistema de retención que se encarga de que la puerta se cierre automáticamente en caso de incendio. Con el modelo estanco al humo, los nocivos gases de combustión también quedan al otro lado de la puerta.

 

Diseño para la protección contra incendios

 
 

La gran diversidad de colores y superficies, bisagras, manillas y acristalamientos le brinda un amplio margen para el diseño visual. Elija entre una gran selección de manillas adaptadas al concepto general. Con nuestras bisagras 3D, las líneas enrasadas de los canales para cables y el montaje oculto en el cerco, se genera, en combinación con el acero inoxidable, una impresión estética general como salida de un molde de diseño Descubrir ahora las posibilidades de diseño...

En Teckentrup, la funcionalidad y el diseño van siempre de la mano; por supuesto, así ocurre también con nuestras puertas cortafuego. Nuestra puerta cortafuego no solo es fiable, sino que conforma asimismo un elemento de diseño de alta calidad que puede aportar un toque interesante al inmueble y que se integra en la arquitectura a la perfección. Elija, por ejemplo, una puerta de acero robusta de elegancia sencilla con acristalamiento. Un vidrio especial de protección contra incendios proporciona más luz y apertura entre las habitaciones, sin que tenga que renunciar a la seguridad que, en cambio, no ofrecen las puertas clásicas.

Las puertas cortafuego y anti-humo de Teckentrup se suministran de serie con una imprimación en blanco grisáceo, similar a RAL 9002. También hay disponibles revestimientos en polvo según la gama de colores RAL. En función del tamaño previsto, se puede optar por puertas cortafuego con 1 y 2 hojas. Si, además de elegancia, también quiere higiene, solo tiene que elegir la puerta de acero inoxidable. Los modelos del sistema modular 62 están preparados de serie para el montaje en obra vista. Y con el nuevo perfil de diseño FB de Teckentrup, hemos desarrollado una solución sencilla para un aspecto a ras de superficie. De este modo, ahora podemos instalar fácilmente puertas con un aspecto moderno y estético.

Como sabe, no se puede descartar por completo la aparición de un incendio. Con la planificación de una puerta cortafuego, actúa de forma responsable en aras de la protección de objetos y personas. Nuestras puertas garantizan una protección contra incendios fiable; así lo demuestra el hecho de que ya se utilicen en todos los ámbitos de la industria, edificios públicos, comercios, aparcamientos y viviendas.